IAR – Jorge Tamayo Ballester

Otro sitio más de BLOGS UPV

PA. 2 OPINIONES

CARLOS RAÚL VILLANUEVA

30/4/1900 – 16/8/1975

«Creo en una arquitectura que parta de la realidad, que elabore una interpretación crítica de ella y que vuelva a la realidad, modificándola, con dialéctica incesante.»

Carlos Raúl Villanueva Astoul de nombre completo, fue un arquitecto y urbanista de origen venezolano nacido en Londres, de hecho, llegó por primera vez a Venezuela en 1928, con 28 años de edad. Se considera uno de los arquitectos más influyentes del siglo XX; pionero, impulsor y máximo de la arquitectura moderna en su país.

Plaza Bolivar y al fondo Antiguo Hotel Jardin y Gobernacion del estado.jpg
Antiguo Hotel Jardín

Construido originalmente como hotel en 1929, esta edificación de espíritu afrancesado localizado en la ciudad de Maracay, fue diseñada por Carlos Raúl Villanueva, y fue inaugurada el 19 de diciembre de 1930. Sin embargo, su vida como hotel en sí duró poco más de veinte años.​

Posterior a la muerte del dictador Juan Vicente Gómez la estructura sufrió varios cambios: se eliminó la piscina, las columnas exteriores se alteraron con bloques de ventilación e incluso se construyeron aulas para una universidad que nunca funcionó.

Raúl Villanueva tiene otras obras notables como la Reurbanización El Silencio, situada en Caracas, y demás.

«CREO EN UNA ARQUITECTURA QUE PARTA DE LA REALIDAD, QUE ELABORE UNA INTERPRETACIÓN CRÍTICA DE ELLA Y QUE VUELVA A LA REALIDAD, MODIFICÁNDOLA, CON DIALÉCTICA INCESANTE.»

Carlos Raúl Villanueva

En mi opinión, esta cita es muy interesante porque de alguna forma te hace entender que el trabajo del arquitecto, antes de hacerlo físico, es introducirse en el mundo de la imaginación en base a la realidad, lo visible, tangible, etc. y tratar de modificar, crear, quitar las cosas que envuelven esa realidad.

Así es como los más locos imaginativos lograron mejorar el entorno para beneficio propio o de forma puramente artística. Me pregunto que le dirían al que imaginó un sistema de transporte de agua de kilómetro y kilómetros allá en la Antigua Roma, que hizo mejorar la dicha civilización y que incluso hoy en día se siguen utilizando algunos de ellos.