Entre las obras más notables de Carlos Raúl Villanueva he escogido el Museo de Ciencias de Caracas.

Los planos del Museo, la planta y alzado.

Lamentablemente no he podido encontrar una foto o dibujo de algunas de las secciones laterales, ni alzado, por lo que pondré un plano muy simplificado de la planta.

Ahora más detalladamente analizaremos este edificio, construido del año 1935 al 1940, e inaugurado el 24 de Julio de ese último año.

Está situado en Caracas, Distrito Capital, Venezuela.

Más concretamente, analizaremos las reglas compositivas del edificio.

En cuanto a la relación orgánica, tampoco destaca por incluirse con el propio paisaje, sino que más parece que se le haya construido un espacio dedicado; por lo que no se hace mucho énfasis en su relación con el entorno, más allá de algún adorno en la plaza como palmeras y diversos elementos naturales decorativos.

Enfocándonos más en el edificio en sí, observamos como Carlos Raúl Villanueva quería claramente mantener un equilibrio y simetría, ya que si fijamos la entrada como sección de la simetría, los dos lados son exactamente iguales, creándose así una armonía que a su vez transmite esa sensación de equilibrio.

En cuanto al ritmo, a pesar de que pueda parecer un edificio totalmente plano, si nos fijamos en las fotografías desde la vista oeste, vemos un clara curvatura de las «extremidades» de este, formándose así cierto ritmo, que en este caso hace forma curva. También, las formas que conforman el edificio son claramente monótonas; obsérvese en las fotos las columnas, pilares y salientes que lo adornan; que dan una sensación de equivalencia de pesos.

En conclusión, es una obra que a simple vista parece exactamente eso, simple, pero comparándolas con demás obras del autor, él claramente pretendía eso.

Para ello, recurre seguramente, a una estructura más propia del neoclasicismo.